Service
Toxina Botulínica (Botox / Dysport)

Es considerado uno de los más revolucionados métodos de rejuvenecimiento facial. La toxina aplicada en pequeñas dosis produce un efecto de relajación de los músculos faciales, logrando que las arrugas se atenúen o desaparezcan sin alterar la expresión natural de la cara. Solo actúa sobre las líneas de expresión y no sobre las arrugas causadas por el envejecimiento o por el sol. El rostro luce un aspecto más relajado y libre de arrugas, manteniendo la naturalidad, frescura y luminosidad propia. Cada rostro es una expresión única. Por eso, la toxina debe ser aplicada respetando la personalidad y las características faciales de casa persona. El cirujano entrenado en la técnica de aplicación es quien debe decidir la dosis correcta y los puntos de aplicación específicos para que las expresiones sigan siendo el reflejo natural de la propia personalidad.