Cirugía Reparadora

El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en el mundo y su incidencia está aumentando más que la de cualquier otro cáncer.

Las cicatrices pueden formarse por muchas razones diferentes: pueden ser resultado de infecciones, cirugía, lesiones o inflamación del tejido.

La lesión por quemadura es el más severo de los traumatismos que puede sufrir el organismo, con posibles secuelas graves e incapacitantes.

Una herida es compleja cuando por su extensión, localización, profundidad y/o complicaciones necesita para su curación una terapéutica especial.

Actualmente y gracias a los avances médicos y tecnológicos, toda paciente a la que se le ha efectuado una mastectomía, tiene la opción a la reconstrucción de la mama extirpada; aunque la reconstrucción nunca puede compensar la pérdida sufrida.